miércoles, 31 de agosto de 2016

Capítulo 10: Anécdotas de un prácticum.

¡Muy buenas a todos!

Sed bienvenidos a "Historias de un Profesor Trotamundos", el blog en el que escribiré sobre mis diferentes experiencias en la docencia, tanto en España como en el resto del mundo.

Como la semana pasada os conté algunas anécdotas  de mi experiencia dando clase como voluntario en una asociación, hoy os voy a hablar de algunas otras historias curiosas que me ocurrieron dando clase en una academia de Almería en la que hice mis prácticas de la carrera.

Para empezar, he de decir que fue una experiencia increíble en la que aprendí muchísimo, mejoré inconscientemente mi inglés y disfruté como un niño pequeño. Fue un mes y pico duro en el que tenía que ir todas las tardes a las prácticas además de escribir mi Trabajo de Fin de Grado y seguir todas las clases con sus correspondientes trabajos y exámenes, pero mereció la pena. Cuando llegaba por las noches a casa, sólo tenía ganas de tirarme en el sofá en modo plancha por el agotamiento que tenía, pero era un agotamiento de satisfacción ya que lo estaba dando todo y haciendo un buen trabajo.

Pero bueno, vamos con las anécdotas curiosas, que es lo que importa.

1) Tantas horas de clase dan para mucho y claro, hablas con los alumnos sobre las cosas que te gustan. A una chica un día le comenté que a mí también me gustaba Pokémon, pero los primeros 150 y hasta la tercera generación, y ella me comentó que le gustaba mucho dibujar. Pues en mi último día en la academia, a pesar de no haberla visto dando clases, me buscó para entregarme un dibujo que había hecho ella de dos pokémons para mí, dibujado y pintado a mano. Chulísimo, y el detalle me encantó. Aún guardo el recuerdo en una caja de recuerdos :')

2) El problema que tienen los niños pequeños es que son muy difíciles de controlar a veces, y algunos pueden traer más de un dolor de cabeza. Por ejemplo, en el grupo de los peques, había de todo. Desde un chico que le ponía toda la fe del mundo en pronunciar correctamente las palabras por problemas fónicos hasta otros niños que hablaban tan bajito que incluso poniéndome a su lado para escucharlos, me costaba. Además, como muchos se conocen del cole también, se ponían a hablar entre ellos o se peleaban por cosas del cole. Era una clase increíble. Pero al final supe organizarlos y hablar con ellos y jugar con ellos de forma que estuvieran callados  toda la clase y luego, si daba tiempo (que casi nunca daba :P), se ponían con sus amigos para hablar.

3) También recordaré con cariño las sustituciones que hice de algunos profesores cuando no pudieron venir por alguna razón, que fueron dos contadas, pero muy interesantes. Yo solo ante grupos de niños nuevos y lecciones que dar de forma divertida siguiendo las metodologías que sus profesores me dejaban. Curioso fue el momento de poner el listenning en la radio, que al final no conseguí ponerlo y lo tuve que dejar en el olvido porque no había manera a que yo pusiera el CD en marcha.  Estas tecnologías... jajaja

4) Y, por supuesto, algunas amistades también surgen aquí. Tenía un alumno con el que he mantenido el contacto y le estuve ayudando con clases particulares aparte para presentarse al examen de inglés, y de ahí, unas cuantas cervezas sí que han caído. Y es que a veces los amigos se pueden hacer donde menos te lo esperas...

Y bueno, esto es lo más reseñable que se me ocurre contaros sobre mi estancia en una academia como práctico de mi carrera. Me gustaría aprovechar para mandar a mis compañeros de prácticas, Fran e Isa, un saludo enorme porque con ellos lo pasé en grande en este mes y sin ellos esto no habría sido lo mismo. Si alguna vez me leen, que sepan que me acuerdo mucho de ellos y que espero que les vaya muy bien.

Comentar en esta entrada que, siendo hoy miércoles, este domingo pongo rumbo a Rostov del Don (Rusia) para seguir con mis experiencias dando clase, pero en este caso, de español. Así que ya os iré contando qué tal es mi  vida por allí y cosas graciosas que, al cambio de cultura, me vayan ocurriendo.

Mientras  tanto, os mando un saludo enorme a todos.

¡Hasta pronto!

Fran SC.

1 comentario:

  1. Qué interesante.

    Fran, el mundo necesita gente apasionada en su trabajo, como tú.

    Vas a hacer de este sitio un lugar mejor.

    ResponderEliminar